sábado, 17 de febrero de 2018

Recordando a Almeida





  Juan Almeida Bosque hoy cumpliría 91 años de edad.

 

Como todo un hombre de justicia deseaba ver a su Patria libre e independiente y luchó hasta lograrlo. Participó en el asalto al cuartel Moncada el 26 de Julio de 1953 y fue uno de los combatientes más valerosos; también en territorio mexicano en la preparación de la expedición del yate Granma, que desembarcó por Las Coloradas el 2 de diciembre de 1953.

En su calidad de compositor y escritor, fue autor de más de 300 números musicales, entre ellos, La Lupe, una de las preferidas por la población cubana,
y de una docena de libros. 


La humildad lo caracterizaba. ¡Así te recordamos, Comandante!
 

miércoles, 14 de febrero de 2018

Entre matemáticos, amor sin cálculos





 Ella realizaba su práctica docente, él era su tutor. Con el decurso del tiempo se enamoraron. El matrimonio llegó. Luego, la dicha de tener dos hijas, Tatiana, estudiante de Medicina y Thalía, de la Enseñanza Secundaria Básica. Formaron una bonita y bien llevada familia.

Los licenciados en Matemática y másteres en Ciencias de la Educación, Mención Educación de Adultos, llevan más de 23 años de unión marital.

Adita, como cariñosamente la llaman  familiares y amigos, es una mujer simpática, amable esposa, excelente madre, estupenda hija. Pedro, muy buen padre y esposo; ambos, buenos y exigentes profesores.

Adalmaris Hernández y Pedro Silva son una pareja que cada día se consolida más, ello indica que entre matemáticos el amor es sin cálculos.

domingo, 4 de febrero de 2018

Lo deja volar, pero hacia la trampa






Contenido del vaso.
Mientras en Las Tunas existe descuido acerca de la proliferación del mosquito Aedes aegypti, Aleida los incita a volar...

Llegué a su vivienda y me mostró un vaso plástico repleto de estos insectos muertos. Asombrada, indagué: ¿Eso es con el ventilador? Sonríe y responde, ¡qué va!, y explica: “Aquí apenas se puede estar, al oscurecer te quieren ´comer´, y eso que intento acabar con ellos.

“Por la noche le unto petróleo a la ventana, fundamentalmente en la madera, cuando cierro la casa y apago la luz, parece que buscan claridad para salir y se impactan con el cristal iluminado por las lámparas exteriores y caen en la parte embadurnada de combustible. Al otro día los recojo y deposito en esta vasija, fíjate que ya la he llenado y entregado tres veces a los integrantes de la Campaña Antivectorial, menos mal que no son Aedes aegypti, porque de ser así, ¡vaya problema!”.

Aleida Perea Licea, de 83 años de edad y vecina de la calle Mario Toranzo número 51-A, reparto La Victoria, Las Tunas, hace varios meses utiliza esta práctica tan sencilla como eficaz. Ella deja volar al mosquito, pero directo a la trampa, mediante la cual ya ha exterminado a cientos de estos zancudos.

       Fotos: Yeison Hernández Ramos

martes, 30 de enero de 2018

Leñadores: Plata con sabor a Oro




Yosvany Alarcón.



Culminó la 57 Serie Nacional de Béisbol en Las Tunas y aunque los Leñadores no ganaron el campeonato, sabemos que vinieron desde abajo y salían a cada encuentro con el mismo ímpetu. Así llegaron a los play off, ¡al séptimo duelo y noveno innig!, algo que muchos no esperábamos.

Se vivieron jornadas increíbles, no importaba edad, sexo, lugar; ancianos, mujeres y jóvenes daban sus puntos de vista. Y niños de cualquier barrio se apropiaban de nombres como Andrés Quiala, Viñales, Yosvany Alarcón, Jhonson y Dánel Castro, a quien le imitaban hasta el bailecito. Un hecho sin precedentes en la historia de la pelota en la provincia.

A los duchos en la materia no se les iba un detalle, ¡cómo hablaban! Peñas deportivas; mujeres-Leñadoras. Y aquellos que ni conocían a los jugadores, con el embullo y viendo la televisión se interesaron a tal punto que valoraron sería más divertido asistir al estadio, el que era abarrotado en todos los juegos.

Los Leñadores, a pesar del error que los cohibió del Oro en el Campeonato, ganaron una medalla de Plata que brilla y representa igual que la dorada.

Los peloteros de Pablo Civil demostraron disciplina y entrega, les ofrecieron a Las Tunas, a toda Cuba y más allá de las fronteras, verdaderos espectáculos.

Yosvany Alarcón, a quien atribuyen la derrota, expresó: “Salió mal y yo asumo mi responsabilidad. Sé que es una carga que tendré que soportar para toda la vida, pero debo seguir adelante, porque la vida continúa. Eso sí, que no le quepa la menor duda a nadie que deseaba ese triunfo con todo mi corazón”.

Alarcón, al fin ser humano y gran leñador, derramó algunas lágrimas, no obstante, es y seguirá siendo el capitán de este navío rojiverde, un equipo del cual los tuneros estamos muy orgullosos porque nos dio muchas alegrías, nos hizo vivir fuertes emociones e inolvidables momentos como nunca antes y, además, estamos entre los grandes del béisbol cubano. ¡Felicidades, Leñadores!

Yosvani Alarcón: La vida es de riesgos



No me cabe la menor duda de que el jugador más mediático de la campaña beisbolera que recién termina es el capitán de los Leñadores Yosvani Alarcón Tardío.

¿Por qué? Porque en el noveno ining del 7mo y último juego de la gran final, cuando los verde y rojos perdían frente a los actuales campeones de Granma tres carreras por cero, la novena tunera intentó remontar.

El hit de Yuniesky Larduet dio la esperanza, el estadio Mella tembló de alegría cuando Yhonson reapareció con aquel enorme tripe que quitaba la lechada del marcador y se posicionaba en tercera base, luego vino el fallo de Dánel y la impulsada de Alarcón, quedando quieto en la inicial.

Todo iba bien hasta ahí, habían respondido los tuneros, haciendo del último juego el show al que estaban acostumbrados hasta ese momento y dotando a toda una afición de la esperanza de un empate o la ventaja que le diera el campeonato.

Luego un repentino sobresalto, o la posibilidad de una jugada poco pensada impulsó al capitán de los Leñadores a robarse la segunda base. Sus manos no llegaron a tiempo, las gradas enmudecieron, el out más polémico de la final beisbolera apareció en terreno del Mella.

Unos juzgan, otros dan mensaje de superación al cuarto madero de Las Tunas ante sus lágrimas, de una u otra forma el pueblo especula, acusa de indisciplina mientras el cátcher verde y rojo, que vio roto sus sueños y los de su equipo en una actuación, tiene por el piso sus fortalezas.

«En realidad hoy me encuentro un poco más tranquilo, aunque no dejo de pensar en que de haber sido otra la actuación nada de esto me hubiera pasado. Me siento mal conmigo mismo, muy mal, pero el pueblo me ha mandado miles de mensajes, por todas las vías, hasta cartas han llegado a mi casa, eso unido al amor de mi familia, me ha ido reconfortando poco a poco».

Yosvani, bajó la mirada, por Radio Victoria le mandaban poemas, consejos, apoyo y sus ojos se nublaban por instantes. Los que lo conocen saben que es un hombre con una modestia y sencillez admirables. 


¿Por qué trataste de robar segunda?

«Cuando fueron a visitar al pítcher de Granma, Pablo me mandó a decir con el fisioterapeuta que si se me daba la oportunidad de irme a robo no la dejara escapar.

«En realidad no me dijo directamente que me lanzara para segunda, pero al darme la idea me puse a estudiar al lanzador. En los tres primeros lances, el de la lomita, solo me miraba una vez y efectuaba el tiro al home. En la ocasión en que salí me había mirado y se había demorado más así que me adelanté.

«Fue una jugada de riesgo, pero la vida es de riesgos. Estoy seguro de que de haber salido bien la reacción no sería la misma para el pueblo, para el equipo.

«Salió mal y yo asumo mi responsabilidad. Sé que es una carga que tendré que soportar para toda la vida, pero debo seguir adelante, porque la vida continúa. Eso sí, que no le quepa la menor duda a nadie que deseaba ese triunfo con todo mi corazón».

Parafraseo al maestro José Martí cuando escribió que el Sol tiene manchas, los desagradecidos hablan solo de las manchas, los agradecidos, hablan de su luz.

El equipo de Las Tunas por meses ha dado alegrones a la afición, el juzgado ha sido el protagonista de muchos; no hay que dejar de reconocer el fallo, aprender de él, pero irse al extremo de destruir la actuación de un equipo, que es meritoria, y la de un hombre, eso sería caer en injusticias e incredulidad. Ojalá y la historia pueda llegar a demostrar la valía de Yosvani Alarcón Tardío.

Tomado de Tiempo21. Publicado por Adialim López Morales, 29 enero, 2018

domingo, 28 de enero de 2018

Obsequio para Martí




 Maestro, dijiste que los niños nacen para ser felices y en este aniversario 165 de tu natalicio quiero regalarte el resumen de una historia en la que comprobarás cuánta felicidad brota de un pequeño martiano.


José Daniel de la Torre Sampier salvó a José Martí 



Con esa curiosidad que poseen los infantes, José Daniel desandaba los alrededores y vio algo debajo de los escombros dejados por el huracán Irma, buscó a su mamá y lo sacaron, él lo levantó como un trofeo. Repetía una y otra vez: “¡Mira!, ¡encontré a Martí!, ¡encontré a Martí!”.
Al otro día cogió el busto y lo enjuagó en la orilla de la playa. Después lo llevó a la casa de su maestro porque “Martí es el hombre que está en mi escuela, al lado de la Bandera”.

Con solo observar su rostro, puedes confirmar la alegría y el orgullo por haberte hallado y salvado. Muestra fehaciente de que “Los niños nacen para ser felices”. José Daniel, con solo 6 años, es un ejemplo de ello. Tu obra está vigente, hasta los más pequeños te conocen, cuidan y respetan. Eres el faro que guía a grandes y chicos.



  Datos tomados del autor Jesús Jank Curbelo                 
Fotos: Yander Zamora

sábado, 27 de enero de 2018

José Martí: natalicio 165




Martí, es tu natalicio 165 y los enanos hoy te recuerdan más, conocen de tu grandeza, del amor por la Patria y tus ansias de libertad para los pobres de Cuba, de América toda.
Saben que escribiste textos muy interesantes para ellos. Sí, La Edad de Oro, un libro que cautiva a cualquier edad.

Cómo no saberlo, si crecimos con los cuentos de Meñique, Nené Traviesa, El camarón encantado, Los dos príncipes, La muñeca negra o Los dos ruiseñores. Y qué decir del poema Los zapaticos de rosa. Textos para toda la vida, pues muchos de los temas tratados poseen tremenda vigencia.

Maestro, pretendías que todos fueran buenas personas; para ello, quienes lo deseen deben leer  e interiorizar 
La Edad de Oro. Y aquellos responsabilizados con educar, tienen la obligación de explicarla. Tu hermosa obra  fue un proyecto para niños y para hombres de futuro; es el mejor amigo de los infantes.